logo tipo

Gestión y monitoreo IoT |

LÉELO EN 3 MIN.

Descubre si tu empresa tiene la tecnología más adecuada del mercado para el monitoreo energético

¿Tiene tu empresa la tecnología adecuada del mercado para el monitoreo eléctrico?

ESCRITO POR Daniel Waintrub
Partner / Business Development Manager
Descubre si tu empresa tiene la tecnología más adecuada del mercado para el monitoreo energético
   
Publicado el 23 de diciembre del 2019

Hoy en día ya son muchas las empresas que utilizan tecnologías para el monitoreo energético de sus activos. La energía eléctrica es un recurso que requiere de visibilidad y medición para poder optimizar la gestión operacional de una compañía y, además, contribuir a la reducción de la huella de carbono en el medioambiente. Si eres una de las empresas que hace un tiempo cuenta con tecnología para monitorear la energía, cabe preguntarse ahora si, con todas las tendencias actuales en eficiencia energética, es la más adecuada, fácil y barata del mercado para gestionar la electricidad de tu compañía. ¿Conoces las últimas tecnologías en monitoreo energético?

Sistemas inteligentes de medición de energía

Entre las tecnologías de punta que actualmente lideran el mercado, encontramos termostatos inteligentes, que captan los hábitos de consumo de energía en temperatura y dan la capacidad de controlarla desde aplicaciones móviles; medidores de consumo, que informan de forma mensual, semanal o diaria sobre la cantidad de energía que se utiliza en cada momento descargando la información en un computador por medio de gráficos o tabla de datos; y los Smart Meters: dispositivos de monitoreo y supervisión de la energía para la visualización de datos y generación de informes eléctricos. Los Smart Meters son una de las tecnologías líderes del mercado, y entre sus ventajas podemos encontrar que son fáciles de utilizar, que siguen en tiempo real las condiciones de alimentación y que supervisan equipos a través de una red eléctrica inteligente en ahorro de energía.

Ahora bien, como sistema de medición, tiene desventajas muy altas en comparación a otras tendencias actuales en medición de energía:

  • Ocupa cableados en su instalación y uso diario.

  • No actualiza datos obtenidos de consumo energético tan rápido y en tiempo real, como otras tecnologías actuales,

  • Su costo de implementación y mantención es más costoso.

  • Requiere de gran conocimiento técnico para ser manipulado.

  • Necesita contar con otros hardware y software que recopilen la información.

  • Requiere de muchos proveedores, ya que no cuenta con empresas que estén integradas a toda la cadena de medición (es decir, sensor, rescate de los datos y plataformas de visualización).

La transformación digital avanza hacia tecnologías que permitan avanzar en la reducción de la huella de carbono, que permitan la utilización de sus herramientas de manera más intuitiva (incluso para no expertos en electricidad), y que, sobre todo, sean más baratas tanto en su implementación como en su mantención.

Hoy en día existe tecnología de punta que sí responde a estas demandas. La tecnología IoT (Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés) aplicada en sistemas inteligentes de medición de energía. Es un sistema que, a través internet, logra interrelacionar objetos o dispositivos por medio de identificadores únicos, para hacer posible el control inmediato de diversos artefactos y funcionalidades. El IoT aplicado en la energía eléctrica ahorra tiempo y dinero, automatizando datas y analizándolas para la identificación casi intuitiva de problemas y anormalidades.

Con esto, tu empresa puede optimizar la gestión operacional y tomar decisiones en la utilización de la energía. Sensores IoT visibilizan y miden los procesos de energía eléctrica de una empresa para poder actuar frente a la información arrojada. Es de bajo costo en implementación y mantención, además de ser de uso fácil e intuitivo para cualquier miembro del equipo de una empresa. Algunos de los beneficios del IoT en la gestión de la energía son:

  • Eficiencia energética a través de la monitorización y medición de la energía tanto de manera global como en diversas áreas y procesos de la empresa.

  • Eficiencia operacional de activos críticos/ seguridad: detección temprana de inactividad o fallas eléctricas.

  • Comunicación con la empresa para la optimización del consumo energético.

  • Asignación de costos energéticos a través de la visibilización de los gastos en energía eléctrica.

excelencia operacional eficiencia energetica

Deja un comentario